Regresar

LUZ EN EL SENDERO   TOMO I

Capitulo 8

 

Una vez mas entre vosotros esta el Mesías que viene a hablaros de las verdades inmutables que habrán de quedar, tanto para este Tercer Tiempo como para Tiempos postreros.

 

Una vez mas es el pensamiento vibrante del Cristo Cósmico, es el pensamiento diáfano, sin mácula a través de antena humana; que viene a dejarte de la verdad, que viene a entregarte de la sabiduría, que viene a depositar la paz, la armonía, la comprensión, la obediencia, la luz y el amor entre vosotros representantes de la humanidad. Corto grupo que en esta alba dominical de “Domingo de Ramos” estáis presente.

 

Vengo a entregarte lo que tu llamas de recordación de la vida del Cristo en lo que le habéis puesto el nombre de Semana Mayor. Aun perdura en vuestra mente el recuerdo que ha venido pasando de padres a hijos y de hijos a hijos postreros, mas los recuerdos que tenéis de aquello que sucedió en aquel Segundo Tiempo, ha venido decayendo porque le habéis aumentado y os habéis olvidado de algunas verdades. ¿Cómo queréis escribir evangelios y Biblias perfectas; si tan solo es por el recuerdo por el cual os guiáis para hacer vuestros escritos? Vuelvo a repetírtelo pueblo amado, Mis discípulos conforme Me iban siguiendo, no iban escribiendo Mi vida paso a paso. Y cuando ellos trataron de pasar el recuerdo de la Vida de Jesús al papel, su memoria en muchos casos falló; y mirad que eran doce los discípulos, que eran doce las mentes las que estaban haciendo recordación de la Vida de Jesús. Entonces ¿Cómo podréis creer que esos evangelios, que esas Biblias están escritas apegadas a la verdad, si nada fue escrito en el preciso momento en que el Cristo, o sea Jesús predicaba y enseñaba?. Si aquellos Mis discípulos no se ocuparon de hacerlo, esos Mis pequeñitos aun les faltaba para poder decir que era la verdadera Doctrina, la verdadera Enseñanza que había dejado Jesús en el Segundo Tiempo, porque en sus mismos escritos pusieron que eso era tan solo de lo que ellos e recordaban, porque se les había pasado por completo escribir paso a paso, la Vida de Jesús.

 

Ni los Esenios tuvieron o se recordaban de escribir todo e tiempo que estuvo Jesús entre ellos, porque también lo que escribieron, lo escribieron de memoria. Mas ellos se pusieron a escribir después de que Jesús se fue; y aun tenían en su memoria latente los actos, enseñanzas y demás cosas que Jesús les había dejado a Ellos.

 

Sois en verdad los más grandes compositores y destructores a la vez de la Biblia, vosotros que aseguráis  de lo que Jesús dijo en el Segundo Tiempo, vosotros que decís que Jesús os hablo de un infierno, de una gloria, de un purgatorio. Vosotros aseveráis con seguridad, como si vosotros hubieseis sido testigos de aquello que aconteció. Jesús en el Segundo Tiempo hablo de que aquel que cometiese errores o pecados seria castigado por su misma mano, porque él respondería de sus propios actos en el momento en que fuese a ser juzgado por él mismo, por que su propia conciencia le juzgaría. Mas el hombre creyó ver en todo aquello de lo que Jesús os hablo, penso que seria un infierno en el cual sus Almas quedarían incineradas por una eternidad. Mas Jesús como hablaba en parábolas no le entendieron aquellos del Segundo Tiempo, las  palabras de Jesús y del Segundo Tiempo fueron propiamente para este Tiempo y para Tiempos postreros. Aquellos del Segundo Tiempo en cada parábola que iba dejando Jesús la interpretaban a su manera de pensar, a su manera de actuar. Cuando Jesús murió, los hombres creyeron que los discípulos del maestro eran los mas indicados para interpretar las enseñanzas y parábolas del Segundo Tiempo, creían que los discípulos del Cristo eran los únicos que podían interpretar a plenitud las enseñanzas del Cristo, mas se olvidaron de algo, que esos discípulos, unos habían sido pecadores, por lo tanto esos si eran hombres como ellos, esos entendían y comprendían a su manera de actuar y de pensar, así también había hombres que comprendían también las enseñanzas que Jesús había dejado, unos las comprendían con una amplitud de criterio mas abierta que el criterio de los discípulos.  También de esos hombres solicitaron los discípulos para poder seguir predicando y conforme los discípulos iban predicando entre las multitudes, también esas multitudes entendían y comprendían, hasta donde podía alcanzar su criterio.

 

Y así conforme iban dando los discípulos la enseñanza la iban comprendiendo las multitudes y también los discípulos de los discípulos entendieron las enseñanzas que les iban dando al alcance de su criterio; sin saber, sin darse cuenta ellos que esas parábolas servirían para este Tercer Tiempo, en que las comprendieran con mas amplitud de criterio estos del Tercer Tiempo en que muchos son Liberales, mas esos Liberales por sus negocios, por la sociedad y por otras tantas cosas mas, tienen que acudir a los ritos y doblar su rodilla ante imágenes sin vida. Y sabiendo ellos perfectamente bien que son imágenes sin vida – te lo vuelvo a repetir – por su propia conveniencia tienen que asistir a todos esos actos, en que forzados por la sociedad y muchas de las veces por sus propias compañeras y así también tienen que doblar su rodilla, ante las imágenes sin vida que son vestidas con sedas recamadas y ellos mismos operan para que esa imagen tenga su corona de diamantes y rubíes. Que pequeña eres humanidad, porque a vuestros pequeños principiáis a inculcarles la conveniencia diciéndoles; “si no acudes a este acto, no tendrás diversiones”. ¿Qué es lo que estáis haciendo con esos pequeños?, No acaso por la conveniencia de asistir a una diversión doblan su rodilla ante imágenes sin vida.

 

Así también los hombres de negocios por su conveniencia para que su negocio no caiga; por la conveniencia de evitar algún disgusto con su compañera, acuden a los ritos que su compañera le ordena que acudan y tenéis ya a vuestra vista, a hombres liberales doblando su rodilla ante imágenes que no tienen vida. Ved como también hombres de la Masonería, altas dignidades de la Masonería, entrando a los Templos de oscurantismo y siguiendo esas mismas ideas de oscurantismo tan solo por el yugo de alguien (compañeras). Esos hombres que llevan el sobrenombre de “Pas-Masters”, hombres de “Grado 33”, esos hombres que en las grandes tenidas de Masonería,  hablan y dicen que harán y que no hacen y vosotros que les escucháis ¿Podéis creer que son hombres en verdad Liberales?, Mas que pequeñitos son. No hables, no pienses, ni asegures pueblo Mío, que tu harás y que tu dirás; porque ni harás, ni dirás. Te conozco pueblo bendito, causa de Mi irradiación, te conozco desde hace mucho antes que fueras  en la Tierra, te conozco ... tus más recónditos pensamientos, porque moro en tu Interno; ¿Dime si no podré conocerte?

 

Pueblo Mío, corrígete en tu manera de ser, en tu manera de pensar y en tu manera de actuar antes que otra cosa te suceda. Sé tú, el verdadero ejemplo de la Enseñanza del Cristo en este Tercer Tiempo, pueblo Mío, causa de Mi irradiación, sé tú, el ejemplo, el ejemplo bueno y te lo vuelvo a repetir – Responde por tus propios actos, que tu no has de responder por los ajenos.

 

Voy a hablarte verdad de lo que tu entiendes por “Semana Mayor”, voy a hablarte en verdad de lo que sucedió en aquel Segundo Tiempo y que tu, en este Tercer Tiempo, tomas tan solo esta semana, no como recordación  de lo que sucedió en aquel Segundo Tiempo, no, sino que tu tomas esta semana como pretexto, unos para descansarla, otros para hacer sus latrocinios, sus orgías, sus grandes bacanales, mas en realidad esos días no los guardas como recordación que dices tener tu, no, te dedicas a encenegarte en el vicio de las bajas pasiones, olvidándote por completo de los días que tu mismo has Santificado. Los hombres de poderío, tan solo están al acecho de cualquier pretexto, para formar como te llevo dicho, sus grandes bacanales, sus grandes orgías, no sois los verdaderos Cristianos como decís vosotros que sois.

 

En los archivos de los Anales Ackasicos, aun se encuentra grabado en ellos y perdurará a través de los siglos, a través del transcurso del tiempo que cuenta entre vosotros, quedara grabado y esta grabado lo que aconteció en aquel Segundo Tiempo; en el Domingo de Ramos.

 

Ese día en que entró Jesús montado en un jumento a Jerusalén, ese día, Jerusalén bendito le recibió con palmas en la mano, con flor es en su diestra, flor es y palmas que Jesús bendijo. Aquellos moradores o habitantes de aquella bendita Jerusalén que le recibieron con Palmas y Flor es y que le dijeron a las puertas de Jerusalén: “Hosanna a ti Señor, Hosanna a ti Señor de la Vida, Gloria a Ti excelso Señor, Gloria a Dios en las Alturas y Paz en la Tierra a los hombres  de buena voluntad como Tu, bienvenido seas”.

 

Y Jesús les contesto: “Hosanna a vosotros hombres benditos de Jerusalén, Yo bendigo vuestras palmas, vuestras flor es en el nombre del Señor, Yo te bendigo Jerusalén, porque en ti a de quedar Mi cuerpo.”

 

Estas ultimas palabras no pudieron comprenderlas en verdad ni los discípulos del Señor, ni la multitud que había salido a las puertas de Jerusalén, a darle la bienvenida al Señor de la Vida, al Señor del Amor, al Señor de la Comprensión, al Señor de la Paz y de la Armonía, al Señor de la Salud. Mas habían salido a las puertas de la ciudad a  darle la bienvenida; unos para que aliviara sus dolores, otros para que curar sus llagas y no estaban en ese momento dispuestos a escuchar de la Enseñanza, a tratar de comprender y de discernir de la Doctrina que Jesús venia entregando, así pues pasaba desapercibida por completo esa frase: “En ti quedara Mi cuerpo”.

 

Y prosiguió su camino hasta el centro de la plaza principal en donde dio Enseñanza, en donde curo a los enfermos, en donde pudo observarlo un espía que quería su amo saber de Él. Y escucho de la Enseñanza, de la Doctrina que  el Cristo o Jesús entrego en ese momento  en la plaza principal de Jerusalén. Y ese habiéndose convencido, habiendo sentido en su interno la vibración amorosa de Jesús fue tras de él siguiendolo y Jesús se había dado cuenta ya de aquel hombre, entonces Jesús les dijo a sus discípulos; “Dejadme solo con ese hombre que viene tras de Mí” ¿Cuál hombre Señor? Preguntaron los discípulos, “Aquel que es mandado como espía para que siga mis pasos para saber su amo cual es la actuación de Jesús a través de su peregrinaje; a través de su doctrina y la nueva Enseñanza que viene el Cristo dejando, dejadlo que se acerque. Acércate buen hombre, le dijo Jesús, buen hombre que vienes a Mí con tu buena voluntad”; Aquel hombre se acerco a Jesús y le dijo de lo que quería su amo de Él, lo que quería hacer con Él, porque eran demasiados los seguidores ya del Cristo. Querían que Él prosiguiese con la doctrina que tenían implantada los Escribas y Fariseos de aquel Tiempo, para ellos no era conveniente que Jesús les hablara con verdad, para ellos no era conveniente que Jesús les abriese los ojos a los discípulos de los Escribas y Fariseos. Ellos necesitaban de esos hombres para así como sucede en este Tercer Tiempo, subsistir con o que aquellos que seguían a los Escribas y Fariseos daban. Esa secta o filosofía decía tener buenas acciones, porque cada acción buena que hacían, la hacían con demasiado ruido, estrepitosamente, para que todo el pueblo de Jerusalén, se diera cuenta en que dedicaban las monedas que recibían los Escribas y Fariseos de ellos. Tenían en verdad algo con que anunciar con mucho estrépito sus buenas acciones.

 

Ese Domingo de Ramos, en que los habitantes benditos de Jerusalén recibieron a Jesús con palmas y flor es, palmas y flor es que Jesús bendijo en el nombre del Padre y en su nombre. Así como vosotros también sois hijos del mismo Padre, porque habéis sido emanados de la mente creadora, de esa mente poderosa, de esa mente incansable, de esa mente que le denomináis Dios. Jesús era y es vuestro hermano mayor y si a veces te digo que Soy el Unigénito, es porque no ha habido segundo Cristo Cósmico; sois los pequeños Cristos en ciernes, que por vuestra propia voluntad, podéis ser los segundos Cristos, ya os lo he dicho, si esa es vuestra voluntad será. Mas vuestra voluntad es otra hasta que vosotros queráis ser los segundos Cristos, Yo te espero Humanidad, Yo te llamo y te exhorto a que sigas los pasos de Jesús.

 

Domingo de Ramos, en que por la tradición que ha venido sucediéndose, a través del tiempo en que seguís vosotros llevandoos palmas y flor es, Yo os bendigo a vosotros en este día.

 

Voy a hablarte del día en que tú lo recuerdas como el día de la persecución, como el día en que Judas Iscariote, vendió a Jesús por la cantidad de 30 monedas. Mas antes de proseguir con este día, voy a hablarte de días mas atrasados que tu Biblia no conoce. Judas, que era uno de los discípulos también del Cristo, conocía y sabia perfectamente bien el poder de Jesús, porque estando Jesús en Judea fue aprehendido y en el momento de la aprensión, Jesús se esfumó; esto ocurrió arriba de tres veces en Judea, después atravesando una ocasión por Belén, hubo una pequeña reyerta en la que también apresaron a Jesús, mas el nuevamente con su poder, pudo persuadirlos, esfumándose nuevamente en las propias manos de ellos. Y Judas viendo aquello y conociendo ya de antemano el poder de Jesús fue y se ofreció ante los perseguidores de Jesús y les dijo; que por la recompensa que daban ellos por Jesús, podría él indicarles el punto preciso en donde podrían encontrar a Jesús. Mas para esto, ya Jesús les había advertido a sus discípulos, que Judas le vendería por 30 monedas, Pedro lo negaría y que los demás discípulos caerían en un profundo sueño. Y ese mismo día, cuando Judas fue a venderlo, fue cuando Jesús entraba en meditación en el “Monte de los Olivos”. Judas sabiendo la necesidad imperiosa de una cuantas monedas, se presento ante Herodes y les dijo, que él daba el punto seguro en donde se  encontrarían a Jesús solo y que los demás discípulos estaban durmiendo. Pagaron las 30 monedas prometidas a Judas y riéndose Judas porque sabia del poder del Señor, fue y les indico a la escolta que iba tras él para aprender a Jesús y estando cerca les dijo, “Ahí lo tenéis” y llegaron en los precisos momentos en que Jesús terminaba su oración y antes de que los guardias pudiesen llevárselo les dijo: “Estoy a vuestras ordenes”. Y así fue la aprensión del Cristo.

 

Al día siguiente, Jueves, fue la juzgación y la crucifixión del Cristo. Y viendo Judas que la noche del Miércoles el Cristo no se había esfumado todavía, pensó que lo haría estando entre la multitud y que una vez mas quedarían burlados y que ellos se quedarían con esas 30 monedas, que para algo habían de servirles. Y así fue como no pudo dormir tranquilo con esa creencia Judas. Mas ¡oh! Sorpresa para él. Al día siguiente ciando fue sacado el Cristo para su juzgación, no trato de eludirse y Judas tenia la plena convicción de que en el momento preciso Jesús los dejaría y volvería entre los discípulos el Maestro a dar su Enseñanza. Volvería en el peregrinaje aquel en que el Cristo iba entre las multitudes dando paz y salud en las plazas y en los atrios. Entre todas esas multitudes que se conglomeraban al paso del Mesías, volvería él a escuchar la voz suave y dulce del Rabí, volvería él a sentir sobre su cabeza la mano amorosa que se posaba en él para acariciarle, así como una madre acaricia a su hijo. Volvería él a saber de las grandezas infinitas, volviendo a sentir como ya os lo llevo dicho, la vibración en su Ser, el amor que le hacia sentir, que le hacia vibrar y que hacia que todos los corazones palpitasen al unísono. Judas Iscariote nunca fue un traidor, Y así vino la mañana del Jueves  en que iba  a ser juzgado en la plaza, en donde días antes había Jesús predicado y había curado a las multitudes. Le tocaba a Poncio Pilatos juzgarlo, mas por un sueño de revelación que había tenido la esposa de Poncio Pilatos, no lo juzgo él y dijo a su pueblo que el no veía culpa o causa para que fuera juzgado aquel buen hombre y que de su parte le otorgaba la libertad. El pueblo embravecido le dijo entonces a Pilatos que se lo pasara a Herodes y que este si le juzgaría. Y Pilatos se lo paso a Herodes diciéndole que él era indicado para juzgarlo, porque él era el que había pagado las 30 monedas por el Mesías, entonces Herodes dijo que el se haría cargo; y como si estuviesen en alguna vendimia, Jesús fue puesto ante la multitud junto con Barrabas y a petición del pueblo Herodes les dijo; que quien preferían que tuviera la libertad, el Mesías o Barrabas. Barrabas que era uno de los asesinos más sanguinarios de ese tiempo, la multitud embravecida que estaba conglomerada en esos momentos en la plaza dijo así; Queremos la libertad de Barrabas y crucifica a Jesús, dale por corona una que sea de espinas, dale por vestidura de majestad la mitad de la vestidura que trae y dalo por trono la Cruz. Y así fue como Herodes  accedió a la crucifixión de Aquel, que días antes había recibido esa misma multitud que le condenaba. Había recibido a Jesús a las puertas de Jerusalén con palmas en la mano, esa misma multitud que le dijera días antes, Hosanna a ti Señor  de la vida Hosanna a ti Señor de la paz, esa era la misma multitud que se había conglomerado, que había recibido la salud, esa era la misma multitud que se conglomeraba una vez mas, empero para juzgarle, ya no para recibir de las dádivas del Cristo; sino para que el Cristo recibiese las caricias de ellos. ¿Y que le daban como corona al Mesías? ¿Que le daban como vestidura real y como trono? Ese era el agradecimiento del pueblo, para Aquel que los había colmado y que les había entregado de la salud. Jesús principio su calvario, le fue puesta la Cruz en sus hombros y como quien fustiga a un jumento, así también fue fustigado Él y poco a poco principio a andar así el camino que conducía al Gólgota, que era donde tenían por costumbre crucificar a los ladrones, mas ahí ya se encontraban dos ladrones. Durante su calvario hacia el Gólgota, cuando iba siendo fustigado hubo alguien que se compadeció de su dolor, se acerco y le ayudo con la pesada carga de la Cruz, otra buena mujer le limpio el rostro ensangrentado por la corona de espinas que llevaba en su frente. Aquel buen hombre de nombre Cirineo le ayudó al Cristo con la pesada carga que él, siendo mas fuerte que Jesús pudo con ella. Y así cayendo y levantando El Mesías llego al Monte del Gólgota. Una vez que hubo llegado ahí, fue despojado de sus ropas y habiendo quedado como lo había pedido el pueblo, con la mitad de la vestidura, fue Jesús puesto o enclavado en la Cruz que le serviría de trono.

 

Estando Jesús en la Cruz dijo: “Perdónalos Señor, no saben lo que hacen”.

 

Que grandiosidad de hombre, estando en el pináculo de su dolor, sintiendo que el dolor laceraba su cuerpo, tuvo el valor suficiente para decir; “Perdónalos Señor, no saben lo que hacen”, con aquella bondad, con aquella omnipotencia con que supo decirlo, que los elementos supieron comprender la grandiosidad que encerraba aquella frase y contrastando en el preciso momento en que Jesús decía: “Dadme agua, porque tengo sed” se desato una tormenta y todos creyeron que era castigo de Dios. Mas no se habían dado cuenta en verdad que esa agua que estaba cayendo en esos precisos momentos, era para lavar un poco la sangre que había ido regando el Cristo en su calvario, eso era para que Jerusalén no quedara tan manchada de sangre de un inocente. Los elementos se desataron también al choque que habían sentido en el preciso momento en que Jesús expiraba. Así como habían sido desatados los elementos, cuando la llegada del Mesías al planeta Tierra, así también fueron desatados esos elementos, cuando el Cristo expiraba en la Cruz.

 

La Madre de Jesús, lloraba al pie de la Cruz amargamente y acompañándola estaba aquella que por su belleza había absorbido las mentes y las fortunas de los hombres de poderío de aquel tiempo, María de Magdala. Aquella mujer que en un momento de arrepentimiento no le interesaban ya mas fortunas, sino que tan solo le intereso la salvación de su alma. Aquella mujer también lloraba y gemía y doblegada estaba a los pies del Rabí de Galilea. Juan y Pedro aquel de cabeza dura, aquel que también le amaba, pero que había sido débil, porque le había negado, aquel que mas tarde fue uno de los más grandes predicadores del evangelio de Jesús, aquel que dejara en sus escritos las enseñanzas que había recibido de Aquel que había expirado en la Cruz y que antes de expirar, había recibido la bendición de parte de El.

 

Bañada en llanto, María de Jericó, junto con María de Magdala, Juan y Pedro, dirigieron sus pasos hacia el reino de Herodes, para pedirle el cuerpo del Mesías para darle sepultura. Mas Herodes en esos momentos no estaba dispuesto a recibir y fueron cerradas las puertas del palacio, mas temiendo Herodes que durante la noche fuese robado el cuerpo de Jesús, mando a que lo custodiasen. Y mientras Jesús yacía en la Cruz, Jerusalén se vistió de luto y lloro también junto con María de Jericó y María de Magdala.

 

Tarde había sido ya, cuando el pueblo de Jerusalén había tomado en consideración que ese era el verdadero Mesías prometido, que ese era el verdadero Libertador del yugo que tenían, que en este caso venia siendo Herodes. El pueblo en sus propios hogares lloraba arrepentido, de las injurias, de las blasfemias y de todo lo que habían hecho presa a Jesús. Y durante su calvario, aquella mujer que le limpiara el rostro a Jesús lloraba amargamente, aquel hombre que le había ayudado con la carga del madero de la Cruz, también lloraba, porque sentía que su corazón sangraba en cada palpitación que daba en su interno, porque había visto el dolor del Mártir del Gólgota. Otra parte del pueblo, lloraba porque no sabia en verdad cuando seria, cuando en Jerusalén no quedaría “piedra sobre piedra”, como lo había predicho Jesús, durante su calvario.

 

Ha pasado la noche del Jueves y viene la mañana del Viernes en que fue entregado el cuerpo de Jesús a sus deudos, que en este caso venían siendo, María de Jericó, María de Magdala y sus discípulos. Cuando Jesús fue bajado de la Cruz y fue sepultado, fue con la condición de que seria custodiado su cuerpo durante tres días aun estando en la tumba. Por si en verdad era la Resurrección Jesús como Él lo había dicho. No teniendo inconveniente en que Jesús  fuera custodiado, fue custodiado día y noche durante esos tres días.

 

Al tercer día, como Jesús lo había prometido se presento ante sus discípulos, pero primeramente lo vieron los soldados que custodiaban la tumba de Jesús. Saliendo de ahí se presento ante Sus discípulos para encomendarles sus misiones para que fueran predicando así como Él lo hizo. Mas faltaba uno, Tomás; Tomás el incrédulo,  vosotros representantes de Tomás, ese era el que faltaba. Y una vez que se hubo retirado Jesús de sus discípulos, llego en esos precisos momentos Tomás y le explicaron lo que había sucedido, mas el buen Tomás no lo creyó. Jesús estaba despidiéndose de María de Jericó, aquella Madre amorosa, aquella mujer sufriente que tuviera el Cristo por Madre aquí en la Tierra y le dijo: “Bienaventurada seas mujer, Yo te Bendigo” y acercándose a María de Magdala le dijo también a ella: “Bendita Seas” y se retiro. Mas por segunda vez fue Jesús con sus discípulos cuando estaban todos reunidos sin excepción alguna y he aquí el convencimiento de Tomás.

 

Cuando los aterrorizados soldados le comunicaron a Herodes lo que habían presenciado, este monto en cólera y dijo que si ellos se habían dejado llevar  por la ilusión o que si habían ingerido bebidas que les perturbase la mente y le contestaron que no; que se encontraba uno de ellos sentado en la tumba de Jesús, cuando sintió que se movía. Herodes, queriendo comprobar lo que sus guardias le estaban contando, fue hasta la tumba de Jesús y moviendo la loza que se encontraba en ella, recibió una sorpresa al observar que la tumba se encontraba vacía. Entonces les dijo a sus guardias que habían descuidado por completo aquel lugar y que los discípulos de Jesús habían robado el cuerpo de Él, e inmediatamente se dirigió Herodes al lugar en donde se encontraban reunidos los discípulos, para presionarlos hasta que dijesen en donde habían depositado el cuerpo de Jesús. Mas para cuando Herodes llega a las puertas de la casa en donde habitaban los discípulos, Jesús ya no se encontraba con ellos, Jesús se encontraba ante su Madre, entonces Herodes dirigió sus pasos hacia donde se encontraba María de Jericó, que era la Madre del Mesías. Mas tenia Herodes que presenciar la Resurrección del cuerpo del Mesías y habiéndole dicho los discípulos que el Mesías tenia que volver porque Tomás no le había visto, Herodes estuvo pendiente de la reaparición del Cristo, para poder él observar que constatara que era verdad la Resurrección del Cristo, así como El lo había prometido. Y cuando Jesús volvió entre sus discípulos, Herodes pudo contemplarle, mas aun no estaban los discípulos completos porque faltaba Judas.

 

Aquel buen Judas, que sin pensar que llegaría el Maestro hasta la Crucifixión lo había vendido, pero lo había hecho inconscientemente, porque no sabia en verdad de lo que el destino tenia deparado para Jesús, porque yendo en el Calvario Jesús, Judas se acercó y le dijo: “SEÑOR TU ERES PODEROSO, TU PUEDES BURLARLOS, ASI COMO BURLASTE A LOS JUDEA Y A LOS DE BELEN. TU PUEDES EN ESTOS MOMENTOS HACER QUE TU CUERPO SEA INVISIBLE, TU PUEDES CON TU PODER DEJARLOS SEÑOR; HAZLO SI ES TU VOLUNTAD.....

 

Mas, Jesús le contesto a Judas”: NO JUDAS, ESTO YA ESTABA PREVISTO, PORQUE ESTA ES MI MISION, ENSEÑAR A LAS MULTITUDES LA OBEDIENCIA; ENSEÑARLES LA HUMILDAD Y PORQUE HASTA AQUÍ ES HASTA DONDE TIENE MARCADA SU EXISTENCIA EL CRISTO, HASTA AQUÍ ME VEREIS, HASTA AQUÍ HA LLEGADO EL MAESTRO. Y AHORA TOCA A VOSOTROS SER LOS MAESTROS, YA OS HE ENSEÑADO LO QUE ES EL AMOR, LO QUE ES LA SABIDURIA, LO QUE ES LA PAZ, LO QUE ES ARMONIA ENTRE UNOS Y OTROS, SEGUID ADELANTE. NO OS OLVIDEIS DE AMAR LOS UNOS A LOS OTROS; SED COMO YO OS HE ENSEÑADO, DULCES, MANSOS, SED LOS DULCES CORDERITOS, COMO YO OS HE ENSEÑADO, NO QUIERO VEROS EN RIÑAS, DISTANCIADOS, QUIERO VEROS POR SIEMPRE MIOS. HOMBRO CON HOMBRO, CORAZON CON CORAZON, PENSAMIENTO CON PENSAMIENTO. PARA QUE ASI UNIDOS HAGAIS LA OBRA VERDADERA DE BONDAD, DE AMOR Y DE CARIDAD, NO SEAS DEBIL JUDAS, SÉ FUERTE QUE YO TE AMARE SIEMPRE. DILE A MATEO QUE SE OLVIDO DE LO QUE HABIA DICHO, SE DURMIO, TAN CERCA ME TUVO Y NO SINTIO CUANDO ME PARE. DILE A PEDRO QUE EL TAMBIÉN SE DURMIO, QUE CUANDO EN LA PLAZA LE PREGUNTARON SI ERA UNO DE MIS SEGUIDORES ME NEGO POR TRES VECES, PEDRO, PIEDRA QUE DEBIL FUISTE. DADLES MI MENSAJE Y NO SEAS DEBIL JUDAS”.

 

Mas Judas desesperaba, porque veía que el Maestro no hacia nada para salvarse, veía que el Maestro se acercaba al Gólgota que era donde tendría su fin. Y Judas fue débil, porque Judas se mató. Judas lloraba arrepentido de haber entregado a Jesús. De haberlo puesto en manos de Herodes. Herodes el rey sanguinario de ese tiempo.

 

Días mas tarde, después de la Resurrección del Cristo, se vio enfermo Herodes, mas a el ya le agobiaba aquella enfermedad, ya tenia tiempo de sentir los duros latigazos de su enfermedad.

 

Judas fue débil porque se mató, tarde se acordó de las palabras del Cristo, de que no fuese a ser débil. Los demás discípulos cuando recibieron al Maestro y que el Maestro les pregunto por Judas no supieron que contestarle, pero Mateo que había recibido el mensaje del Cristo le dijo: “SEÑOR, JUDAS HA SIDO DEBIL”, entonces el Cristo contestó así a Mateo: “SI MATEO, JUDAS HA SIDO DEBIL Y TU LO FUISTE TAMBIÉN, TE DORMISTE CUANDO MAS TE NECESITABA, MAS ESO TAMBIÉN YA ESTABA PREVISTO”. “SEÑOR, dijo Mateo ES QUE JUDAS ISCARIOTE HA SIDO UN TRAIDOR” “NO MATEO, JUDAS ISCARIOTE NUNCA FUE UN TRAIDOR “ PERO SEÑOR, contesto Mateo ES QUE TE VENDIO”., “SI MATEO PERO NO JUZGUES POR LAS APARIENCIAS”.

 

Y así fue como Judas no quedo entre los discípulos del Señor como un traidor. Porque Judas tan solo fue un vehículo, para que el Cristo Cósmico coronará su Misión. Estas palabras tuvo Jesús cuando se presento ante sus discípulos, cuando la Resurrección y le fue encomendado a cada uno de ellos una Misión que habían de seguir por su paso en la Tierra. 

 

Cuando los discípulos se dirigieron a la tumba donde había quedado el Maestro, recibieron una sorpresa, como la había recibido Herodes, de que no encontraron el cuerpo de El.

 

¿Que fue lo que sucedió con el cuerpo de Jesús?

 

Voy a explicarte lo que sucedió con el cuerpo de Jesús, de por que no se encontraba en la tumba. Cuando Jesús se presento a sus discípulos, no era que su cuerpo ya exánime, hubiese vuelto a la vida, no, es que El con su pensamiento, que era poderoso y que sigue siendo poderoso, porque en estos momentos, Me dirijo a ti por medio de antena humana; entonces, con el pensamiento y vibrando en conjunto el plasma que se encuentra en el espacio, ese plasma lo absorbió Jesús y fue el que se plasmo ante los ojos de los discípulos, así como también ante los ojos de María de Jericó y María de Magdala. Mas ¿En dónde – vuelvo a repetirte – estaba el cuerpo de Jesús? Ese cuerpo había sido desintegrado, para evitar que los creyentes de las distintas religiones y sectas despedazasen el cuerpo de Jesús, para obtener un recuerdo de El.

 

Un cuerpo material puede ser desintegrado a la voluntad del dueño. Ya que este cuerpo se compone también de la compactibilidad de átomos y de sustancias. Puede ser desintegrada esa materia  no dejando ni siquiera la parte ósea. Esto fue lo que se hizo con el cuerpo de Jesús.

 

Cuando Jesús se encontraba pequeño, que tendría la edad de 10 años, fue cuando aquel que fue padre de El en lo material y por nombre llevaba José, murió a esa edad en que Jesús contaba con 10 años.

 

El cuerpo de José también fue desintegrado, las ultimas partículas que quedaban de él fueron borradas del lugar donde haba sido depositado el cadáver.

 

Años después de la muerte de Jesús, murió María de Jericó, siendo ella una anciana, por que para cuando Jesús  murió, María de Jericó tenia edad avanzada y también fue desintegrado su cuerpo, porque como ya existía la plena convicción del Rabí de Galilea, podía prestarse ello, o sea el cuerpo de María, para también guardar  pequeños recuerdos de ella, por eso fue que se desintegro el cuerpo de María de Jericó.

 

Y así una vez desintegrado el cuerpo de María de Jericó, se evitaron por completo los disturbios que podría haber causado el cuerpo de ella guardándolo como un recuerdo, tan solo para poder seguir explotando a todo aquel incauto que quisiese dejarse explotar.

 

Cuando tu busques en el fondo de los mares la verdad, guiate primeramente por una luciérnaga, que será la que te lleve al punto primordial de donde ha sido emanada.

 

Tú, buscador de la verdades eternas; tú, enterrador de los Tesoros inagotables de Mi Padre Dios; busca primero en tu interno, antes de buscar por los mas recónditos lugares, antes de ser y de cometer algún error, sé tú el primero en recibir de la verdad, buscándola en ti mismo.

 

Vuelvo a repetirte, que Judas, no me entrego pueblo Mío, Judas no entregó al Señor, porque si Yo hubiera querido, Me hubiera transformado en LUZ  y me hubiera hecho invisible como en otros lugares lo había hecho, ya Te lo Dije, mas Yo no Hago Mi Voluntad, Hago la Voluntad de Mi Padre. Yo sabia, aceptaba con Todo Amor Mi Gran Destino; Mi Destino Maravilloso; Mi Magnifico Destino; Mi Potente Destino; Mi Destino Celeste; Mi Destino Espiritual; Mi Destino potente, brillante, espiritual, era ese Destino el que se cumplió aquella noche. Al impulso de EL, Yo era obediente. Entonces pueblo Mío, ¿Por qué dejar de amar al hombre que solamente señalo al Maestro y nada mas? Me señalo con un ósculo, no de paz, pero me señalo, nada mas. ¿Entregarme? Yo Mismo haciendo la Voluntad de la Grandeza del Espíritu, no Me resistí, Quise que se cumpliera la sabia Voluntad y el Poder del Espíritu, la Naturaleza superior se aquietó, cumpliendo la voluntad de Mi Padre. Esa Naturaleza Superior dejo hacer a los hombres y los hombres hicieron su obra. Entonces, si Mi Naturaleza Espiritual, si Mi Poder Espiritual no se exteriorizó, si estaba quieto, era porque así convenía, para que tú aprendieras Mi pueblo, el Poder del Amor, La Grande Lección, la Magnifica Enseñanza, mas alta y resplandeciente que aquella del Sermón de la Montaña. Ahí la demostración no era de palabra, entraba el Espíritu poderoso en acción, quieto; para que la Naturaleza del hombre hiciera su obra.

 

Entonces la dualidad, que ha sido en todos los tiempos, marco la lucha como siempre entre la Grandeza y la Forma, como a ti te pasa Mi pueblo todavía en este Tiempo. 

 

Tú no obedeces el impulso del Espíritu, del Yo Superior, del Yo consciente; obedeces la naturaleza humana, traicionando tu mismo al Cristo que llevas en Ti, bajando al fondo de las pasiones del cielo humano, del cielo pavoroso, traicionas al Cristo, sí, cuando te materializas, cuando haces males mayores o menores a semejantes. El desamor, pueblo Mío, es una traición al Amor y el Amor es El Cristo.

 

La crueldad que también como todas las cosas viene del desamor, como todas la cosas amargas ¿No es una traición? Dejar de hacer bien aunque no hagas mal, ¿No es una traición? Y hacer mal ¿No es una traición mayor?

 

Hacer mal es causar dolor, como tú lo sabes. Hablar mal de tus semejantes, juzgando sus actos, ¿No es traicionar al Cristo que llevas dentro? ¿No esta escrito y no esta dicho que CADA UNO RESPONDERA DE SUS OBRAS?

 

A cada momento traicionas al Espíritu puro que te Ama y aquel impulso esta en tu corazón y tu no le obedeces, entonces pueblo Mío, si calla en ti tu naturaleza Espiritual, también en El en Mi Apóstol amado, en Judas también calló, calló la naturaleza Espiritual, dejando hablar a la naturaleza humana. Se aquieto, se aquieto la naturaleza espiritual y el hombre hablo, pero todo eso era a servir para algo y él fue tomado por la Ley para lo que servia. La Ley se sirve de cada hombre, de acuerdo con lo que puede ser. Los crueles los tomaban antes para verdugos y la LEY NO SE EQUIVOCA.  Y a los mansos les tomaban como siempre les han tomado, para Maestros de los demás, para que guíen a los demás.

 

La Ley no toma un puro para verdugo, ni a un verdugo lo toma para servicio del Altar, La Ley no se equivoca. La Ley te tomara a ti pueblo, para lo que tu tengas afinidad; en tu acción y reacción entraras en la Ley de Afinidades. Y la Ley de afinidades es sabia porque es una de las Leyes Universales, comprende todas estas cosas. Cuantas veces calla la naturaleza humana, oh benditos momentos, porque entonces la naturaleza Espiritual, el poder Espiritual reflejado a veces en belleza, otras veces en resplandores, embellece al hombre, lo ilumina y el hombre queda brillante, maravillosamente hermoso; sea hombre, sea mujer, sea niño, en los momentos en que el pecador deja de ser pecador, para convertirse en un hombre Espiritual, hasta su semblante cambia, se embellece, se dulcifica su mirada y dulcificando su rostro tal parece que brilla la Luz que antes, al mismo no se le había visto brillar.

 

He aquí, cuan difícil es, que quien tenga desamor en su corazón, entre al reino de los Cielos, que es la Alta Morada, Las Altas Moradas Grandiosas. Que difícil es que en aquellos que impera el desamor, puedan ascender a lo que se llama Gloria, Que difícil es, tan difícil, como un niño pequeño que quisiera cambiar las aguas de los mares en una pequeña fuente. Si solamente por el Amor se llega a lo que tu llamas Gloria, esta negado para el que tiene desamor la dicha. Eso es traición, ocupar tu vida en el desamor, es un crimen hecho contigo misma humanidad, ocupar tu vida en el desamor, es un crimen que haces y que lo pagas con tu dolor, el dolor que da el desamor. El desamor esta simbolizado por cardos, por espinas, por senderos equivocados, llenos de angustia y de dolor y de penas. El desamor es un laberinto de angustia que difícilmente tiene salida.

 

Levanta tu pensamiento a las cosas superiores, si tu no quieres llevar la mancha en los labios, de quien habla mal de sus semejantes, has dado un paso adelante y si tu no quieres traicionarle, estarás a Mi lado y entonces serás; “UNO CONMIGO, COMO YO SOY UNO CON MI PADRE CELESTIAL”.

 

Tranquilidad, serenidad, en todo Espíritu puro, sin fijarse en la palabra PELIGRO, así pues escucha pueblo Mío, todo el mal que le hagan a tu cuerpo, a tu persona humana, si tu sientes que no tienes culpa, es el bien que le harán a tu Alma. Todo el mal que le hagan a tu exterior, es el bien que le harán a tu potencia interior, si tu no tienes culpa, todo el dolor que te causen si tu no tienes culpa, lo recibirás de Gloria, de potencia, de Luz, de poder y de bien.

 

¿Que te han hecho llorar? ... Examínate a ti mismo, porque si no sabes que aquello que te han hecho, es pago de la Ley por lo que tu has hecho y eso es lo que tu te mereces. Si tu no mereces eso, ten por cierto que aquello te sirve de escala para tu ascenso y BENDITO SEA AQUEL QUE TE HACE SUFRIR, si es que nada debes. Pero piensa bien en que hay dos clases de sufrimientos causados por los hombres: El sufrimiento que tu has hecho como reacción de tu acción y el sufrimiento de lo que tu no has hecho, si tu no sembraste semilla amarga, entonces eso se transforma en Luz, en Superioridad, en Belleza, en Grandeza, en Virtud, en Potencia. Le hacen bien a tu alma, mucho bien y los bendices. Bendice a unos por el bien que le hacen a tu Alma, haciéndote sufrir y a otros porque con ellos pagaste lo que tu debías; pero bendice a todos sin dejar de bendecir a nadie, que si tu ves enemigo solo porque es un concepto mental tuyo, pude haber enemigo. Pero los enemigos ni la palabra debe existir  entre vosotros, no deben existir. ¿Que son los enemigos? Esencia de tu propia esencia, vida de la misma vida. De esa Santa Vida de donde las vidas pequeñas surgieron, Luz de tu misma Luz, arcilla de tu misma arcilla, cuerpos como tu, Almas como tu. En el mismo manantial que es tu manantial todos bebieron. ¿Por que enemigos? Si sois todos  iguales y semejantes, si no sois diferentes esencias, si no sois diferentes luces ni diferentes días. No Mi pueblo, que desaparezca esa palabra de tu vocabulario. Como llegara el tiempo, el tiempo feliz y glorioso, el tiempo que Yo espero, tiempo en que Yo anhelo en que desaparezca la palabra “Guerra”, debe desaparecer esa frase dolorosa que ha sembrado de luto a la tierra, como debe desaparecer la palabra “enemigo”.

 

No puede ser si es la misma esencia que existía, enemigos no Mi pueblo. Hijo de Dios eres tu y para enseñarte estas cosas fue necesario que aprendieras de Mi Vida, desde el niño hasta el Maestro, toda Mi vida tuvo enseñanza para ti, verdad pueblo Mío que ya no existirá para ti la palabra “es mi enemigo”. Tampoco existirá para ti esa facilidad que tu tienes, para juzgar la vida o los actos de los demás. No comprendes tu que criticas, que todo se sabe, no comprendes que nada se ignora, no comprendes que quedaras lucida, no comprendes que lo que tu dices, todo llegara a saberse, todo, todo...

 

Los sentimientos entonces llegaran a los demás y tu te asustaras del mal que has hecho, por una palabra imprudente que ya llego al sitio donde no debía haber llegado, por eso ten cuidado. Yo vine a sembrar con semilla de Luz y tu eres sembrador de la semilla amarga. Que faltándole a tu siembra agua, necesitaras buscar el agua lejos o poner de tus ojos ese llanto, sembrador de la semilla amarga, Mi simiente de Luz y de Paz, no es de guerra como tu simiente, Yo te invito a sembrar semilla dulce que produzca los frutos benéficos que tu Alma me pide y no tu carne.

 

A invitarte esta noche He venido, porque la doctrina de Jesús es alta y mundial, resplandece en el espacio, es brillante, es impersonal, es fulgurante y potente, la doctrina de Jesús Cristo, que es Mi doctrina, es la doctrina de Amor que une a la humanidad, que une a todas las razas sin distinción, a todas las clases, a toda la humanidad unidos en el velo blanco del Amor, del pensamiento inmaculado, puesto que en Mi Amor cabe el Universo entero, así se siente la inmensidad de Mi Amor. Y todas la naciones son amadas por Mi, si todas la naciones proceden del Padre Celestial, si todas las razas como tu lo sabes tienen de la misma esencia, reconocerlo es justicia, es justo reconocerlo.

 

La humanidad debe amarse, debe amarse en igualdad, debe amarse en verdad. La doctrina Mía, es esa doctrina de Paz mundial, de igualdad, de amor, de comprensión, de fraternidad, de armonía; “Gran religión de Amor Universal” todos aquellos que adelantados en su pensamiento ya no necesitan de minucias, de pequeñeces, porque paso su tiempo del “fruto verde”.

 

Yo no desprecio a nadie, pero tú si desprecias. Yo no señalo a nadie, pero tú si señalas. ¿Eres acaso más grande que el Cristo? Yo no juzgo a nadie, pero tú si juzgas. Si tu juzgas, si tu señalas ¿Eres acaso mas grande que el Hijo de Dios? Piensa entonces que el destino tu lo formas y el destino que sigues formando puede ser nocivo para tu futuro. Piensa estas cosas.

 

Doce hombres escogí, de los doce tres mas Míos y mas cercanos, siempre solían recibir conmigo la Enseñanza Secreta, Enseñanza Superior, en aquellas cosas elevadas del Espíritu. Y de esos tres, uno, se sentía mas Mío, porque estaba unificado, armonizado por la Ley, por la Potencia Amor; Juan el Amado. Sin embargo, ¿No el mismo Juan Amado con todo el amor que Me tenia, llegó un momento en que sintió el temor por la naturaleza humana y se escondía para que no supieran que iba conmigo? Entonces, ¿Tu puedes ser mas fuerte que ellos? Tu también harás lo mismo, En verdad, en verdad os digo que muchos de los que estáis aquí presentes escuchando Mi Cátedra, os avergonzareis de ser de esta obra, llegara un momento en que negando estaréis de haber venido aquí vosotros que habéis venido y que habéis venido mintiendo que vais a otro lugar. ¿Por qué os extrañáis que Me han negado aquellos si vosotros también vais mintiendo para venir aquí? Os escondéis los unos de la familia y los otros a la sociedad para pertenecer a “LA GRAN DOCTRINA DE TODAS LAS DOCTRINAS”.

 

Os interesan tanto las cosas materiales que a veces os sentís que sois carne con alma y no Ser con un cuerpo. Mas Yo se que Soy no juez y Mi Luz redentora os busca por donde quiera que os valláis, ya os he dicho que si caéis muchas veces hasta los bajos fondos “Mi Luz os levantara sin que esta se manche y no Me avergonzare de vosotros” Oh hijos del Altísimo. Porque he venido a hablar a los pecadores, por labios pecadores.

 

Yo no puedo, ni debo avergonzarme de vosotros, por que he aquí Mi destino, Mi Destino esta ligado con vosotros y el vuestro ligado al destino Espiritual.

 

Si alguno de vosotros a su semejante negase el agua que Dios da en abundancia, ¿Cómo es posible que aquel busque toda la felicidad en la tierra, si esta negando hasta el agua que ha de beber su semejante? Si alguno de vosotros niega que el caminante reciba la sombra en  que descansa en el árbol frondoso de su propiedad, como es posible que busquéis  vosotros la Gloria si habéis dejado al caminante, sin ningún ofrecimiento, sin una palabra. También vosotros sois caminantes, caminantes en el gran desierto de la vida. Pero Yo no os dejare como vosotros habéis dejado caminar a vuestros semejantes, Yo os daré si vais a Mi, todo aquello que de Mi necesitáis; Os daré Luz, Amor y Os daré protección y pediré por vosotros en aquella mansión de Luz ... que Estado de Conciencia es ... Pediré a Mi Padre Celestial para que tu tengas participación Conmigo, porque esta doctrina si tu la haces, si tu la sientes como doctrina del corazón, esta doctrina de Amor que Yo He fundado en el Mundo, es la Doctrina Salvadora de todos los moradores de la Tierra que quieren hacer la obra que El Cristo ha hecho y ha dicho.

 

No vengo Yo a salvar a uno por uno contra vuestra voluntad, Yo sigo enseñando la Doctrina, con la cual debéis vosotros salvar vuestra Alma si aprendéis cada uno lo que dice la Doctrina, pero escucha; No Hablo de esa salvación que entendéis vosotros de que el Infierno o la Gloria, No, te lo vuelvo a repetir y Te lo He repetido muchas veces y Te lo repetiré hasta que logres Entenderme a la perfección, tu sabes bien que no hay infierno como lo dicen los hombres equivocados; equivocados unos, los otros intencionados, que por intención dicen que existe una Gloria y un Infierno, no, esto es quimera, esto no es verdad.

 

Te lo vuelvo a repetir el Infierno es algo inferior en la mente no evolucionada en el hombre, la Gloria, es no un lugar, son Estados de Dicha, Estados mentales, de la Mente, Conciencia, Voluntad Superior, en aquella vida de resplandores y potencia, en aquella vida toda armonizada con el Gran Infinito, no son lugares, son Estados. No vas a condenarte para siempre, no, ya Te He dicho que si tu haces obras de Amor, con ellas te salvaras, o sea, con ellas llegaras pronto a adquirir el Estado Superior de Conciencia, cada obra de Amor te ayudara a superarte, apronta tu Evolución. Cada Obra de Amor es un peldaño en tu escala.

 

Yo Quiero hablarle a la Humanidad, Quiero hablarle a todos los hijos de Dios. Yo se que en este Mundo todos son hijos de Dios y todo es de Mi Padre.

 

Entonces, a los enfermos  por enfermos, Mi Luz llegara a ellos y Yo sacudiré su mente; porque enfermos de la mente han sido. Criminales unos, los otros menos enfermos de la mente pero con instintos bajos, han sido menos criminales.

 

Lo hombres de la Inquisición, pueden hacer tormentos, porque son negadores del Cristo, peor que Judas. Pero la Divinidad Mi pueblo ¿Formando un infierno para enviar ahí a sus hijos? ¿Y tu no protesta ante tal blasfemia? ¡Oh ultraje a la Divinidad! El todo Amor y toda Bondad, formar un infierno, no, jamas.

 

Mas en la Edad Acuaria caerán estos espectros, estos ritos, estas sombras. Y la humanidad, cuanto mas tema a Dios, lo amara mas, comprendiendo mas su Ternura y su Grandeza.

 

Y tu, hijo de Dios, que escuchas estas frases de labios de los hombres, ¿Callas guardando silencio? Cuando aquellos que predican diciendo del infierno, son los primeros que blasfeman contra el nombre de Dios. El forma todo lo bello, lo armónico y sublime, El forma lo que la Grandeza en la Divinidad debe formar; belleza, superioridad, potencia, luces, vida, dulzura, formas hermosas. Que basta con que el hombre haga sus formas densas, para que dediquéis a Dios esa terrible tarea. Entonces edad Acuariana alúmbrate con la Luz haciendo justicia.

 

Dios, nuestro Padre, no tiene que ver nada con los pecados de los hombres. La humanidad no dejara de cometer errores por miedo, no es el temor el que la ata, la convicción de lo sublime, de lo Grande, que Mi Padre Dios ( te lo vuelvo a repetir)  no tiene nada que ver con los pecados de los hombres, lo que tu llamas pecados y que Yo llamo; “Equivocaciones correspondientes a la baja evolución, a la poca evolución del hombre”.

 

Nada tiene que ver Mi Padre con los errores de este Mundo, entonces elévate a El, comprende su Grandeza y no le temas, no necesitas temerle para redimirte, necesitas solo amarle y comprenderle un poco y entonces, si entrarás a la redención. 

 

En ti también esta el símbolo de Mis tres apóstoles: Pedro, Juan y Santiago. Pedro simbolizaba la Fuerza, Juan el Amor, Santiago la Sabiduría. Pedro que simbolizaba la fuerza se dormía a pesar de ser mas fuerte, como cuando tu te sientes fuerte y luchando  con la materia. Dejas que la materia te gane, haciendo ella su voluntad sobre la mente humana. Por eso dije a Pedro; “Con todo el amor que Me tienes, no pudiste velar conmigo una noche”. Juan me amaba como tu dices que me amas, mas con todo el amor que Me tenia durmió, tu también duermes en tus talentos, duermes cuando sacudiéndote Yo del yugo de tus equivocaciones dices que vas a hacer obra de amor, dices mas no lo haces. Santiago en su sabiduría, con toda aquella sabiduría (de su mente) lejos de comprender, de meditar también se quedo dormido. También los hombres que dicen conocer muchas cosas se duermen porque se han cansado, la ciencia es cansada, la ciencia es letra que mata, el espíritu vivifica. Por eso ni Pedro, ni Juan, ni Santiago pudieron sacudir en aquellos momentos el impulso, pudieron obedecer.

 

Si las flor es materiales son hermosas, cuan hermosas deben ser las flor es de las virtudes. Cada virtud es tan hermosa que por eso las flor es son su símbolo ¿No deseas tener tu las bellezas del Ser, las grandes bellezas del Espíritu, que realiza su destino espiritual en lo mas alto en lo mas maravilloso, puesto que a eso has venido a la Tierra; a la realización de tu destino Espiritual? Estas perdiendo el tiempo, no has venido a la tierra a estar en pleito con tus semejantes, ni a hacer obras de crueldad, ni a sembrar semilla amarga, ni a negar amor ni consideración. Estas desviándote del camino, has venido a la Tierra a cumplir con un destino, para que después de cumplir con tu destino humano, conozcas la belleza del destino Espiritual unido con lo Divino.  

 

Yo a ti, no te invito a lavarte las plantas, Quiero lavarte la Mente con las aguas lustrales, con la Luz de Mi palabra Quiero lavar el entendimiento, la Mente, limpiar la Conciencia, fortalecer tu Voluntad. No Tengo para ti agua simple para lavar tu planta, pero si Tengo Raudal de Luz para Iluminar tu Mente. Y entonces comprenderás que primero se cumple el destino humano en la perfección de la nobleza, el destino humano que es el destino del hombre Maestro, pero entonces ya esta unido lo humano con lo Espiritual, la escala es así. Aprende a elevarte por la escala y aprende a perfeccionarte para que brillen tus vestiduras Espirituales, que son solamente tus propios pensamientos y brillen en el espacio con Luz Eterna.

 

No lavare tus plantas, pero dejare en tu corazón y en tu mente regueros de Luz para que te alumbres con ellos y este reguero de Luz Cristica pondrá en movimiento tu corazón, pondrá en movimiento tu conciencia, tu mente, tu entendimiento y todas tus facultades. Recuérdate aquella noche, que tu le denominas noche de  “Jueves Santo”, santificando hasta el día, no teniendo tu potestad para santificar ya Te lo He Dicho. En aquella noche Dije: “Este es Mi Sendero, este es tu Sendero, este es el Sendero del hombre que se hace Maestro y del Maestro que se hace Redentor”. 

 

Tomad, dije a los hombres y entregue el Pan. Yo también te Digo a ti: “Tomad de Mi palabra Espiritual que es el Pan, la Sal, el Agua y el Sabor de la Vida. Toma de Mi Enseñanza Espiritual”.

 

Humanidad Mía, no recuerdes en estos días, de sangre ni de sacrificio, recuerda en estos días de una sola cosa: del poder de Mi Amor que se manifieste a vosotros y solo podéis decir  estas frases que te llenaran de satisfacción: Cuánto nos ha amado, cuánto Te He Amado Mi pueblo, pero Mi Amor no tendrá fin, Te Amare Eternamente, refúgiate en Mi Amor, Mi Amor es eterno y Mi Amor queda contigo Mi pueblo. En breves albas, en alba de día primero alba grandiosa, Seré contigo también, Seré contigo, porque Mi Amor contigo estará siempre. Antes de Mi retirada, de la retirada de Mi vibración, Me He profundizado a tus corazones Mi pueblo, están manchados y decaídos, pero que importa si es mayor Mi afán de salvarte que el mal que puedas hacer, si es mayor la Luz que Voy a Darte que las sombras que tu pongas. No importan las manchas, no importan las sombras, Importa Mi Amor, Importa Mi Luz y Yo te bendigo porque Te Amo, bendito seas.

 

Cuando mas hondamente meditáis, menos comprendéis de la sabiduría infinita, hay que meditar sin pretender llegar hasta ella, porque jamas la alcanzareis; cuanto mas hondamente meditéis, sacareis la conclusión de que no sabéis nada si pretendéis tocar el cielo o conocer el infinito. Cuando medites, pero cuando tengas tus hondas meditaciones pregúntate: “Era acaso necesario por la Ley Divina, por la Ley Espiritual y por la Ley humana que el drama sangriento del Calvario se hubiera desarrollado tan cruelmente?  ¿Solo porque el hombre fuera bueno? ¿Solo para que la Humanidad fuera buena? Y miro, miro a la humanidad de antes, allá donde se ven las cosas, donde no hay pasado, ni presente, ni futuro que sea invisible con la mirada Espiritual donde se penetra en las memorias de la naturaleza como un libro abierto. Ahí donde los espíritus de Luz se profundizan frente a la verdad, para preguntarle a los siglos, para preguntarle a los tiempos ¿Cómo era antes el hombre? ¿El  hombre era malo? ¿Ya tenia crueldad? ¿Deseos de hacer sufrir a los demás, de atormentarle? Pero hoy siguen Mis ojos Espirituales, Mi mirada escudriñando en el hondo de las cosas, en el polvo de los siglos y Veo, que después del drama de ayer, sigue siendo hoy la humanidad mala, se desatan guerras , se hacen instrumentos fatídicos de muerte y ya pasó por el Mundo, y ya Regó su Luz, su sangre y su enseñanza. Y ya eran malos, siguen siendo malos y serán malos mientras la conciencia del hombre no quiera ser buena, no quiera abrirse. Una cosa es lo que quiere El y otra cosa es la que quieren lo moradores de la Tierra y por eso Digo: “Comprender la Leyes Divinas no podréis. Llegar a recibir los fulgores de Luz de las Leyes Espirituales, lo intentareis; conocer lo humano si podéis, pero lo humano es tan poca cosa, que no satisface al genio si no esta Dios delante. Solo la Luz de Dios satisface y es tan profunda y sublime su sabiduría que Me llama y que te llamara a ti también. Y preguntaras a los tiempos como Yo pregunto en este Tiempo, ¿Si han pasado 1957 años, si esta pasando el ultimo, como será la humanidad después de dos mil y tres mil años?. Tu también al llegar a ser uno con el Padre, como Cristo lo es, te preguntarías como seria la humanidad dentro de dos mil y tres mil años.

 

¿Qué se ha ganado con su Sacrificio y su Martirio? Si después de sus palabras se desatan las guerras. Se ha ganado algo en aquellos que eran sensibles. En los que no lo son, siguen siendo chacales, si no queréis que os diga este nombre, decidme ¿Qué son aquellos que gozan viendo las montañas de cadáveres? Solo porque se habla de lo que a vosotros os agrada, de las diversiones, de las naciones, de la Madre Patria. Y del Padre Dios se olvidan, si todos son hijos de la Mente Suprema, porque distinguirse y  devolver los unos a los otros los odios y rencores, si surgieron de una Mente, si de aquella Mente la Humanidad vino. Dios los une, las Naciones los separa. ¿Son acaso estas contrarias a Dios? ¿Es acaso Dios diferente a las Naciones? Oh Humanidad Yo lo que sé, es que tratándose de las Leyes Divinas, declaro que no sabéis nada.

 

Recuerda humanidad que vivirás mas en alma que en cuerpo, recuerda que la vida del cuerpo tendrá que acabarse un día y la vida del Ser jamas se acabara. Llegaran los tiempos en que ya no tengas que venir al mundo, no digo solo a este Mundo, porque este Mundo tienen poca importancia; Me refiero a los Mundos, puesto que hay otros Mundos; mas después no vendrás y entonces por Milenios, edades y edades planetarias y eternamente en tu verdadero Reino vivirás para siempre y hasta te olvidaras del tiempo que rigió en la tierra cuando viajero veniste a conocer aquí, ¿Por qué equivocas lo eterno con lo pasajero? ¿Por qué no tienes noción de la verdad? Si Mi Enseñanza es verdad y va hasta ti. ¿Cuanto has de vivir aquí? Si es poco el tiempo, ¿Por qué entonces no prepararte para la eternidad que será siempre allá?

 

Fuera de la carne se vive en verdad, aunque pasen edades planetarias y eternidad, será para ti, la vida será entera para ti. Piensa en eso y no juzgues que estas triste, porque no tienes grandezas, oropel y brillo, piensa en eso, piensa en que el viajero solo hace viajes mientras los necesita, mas llegara un tiempo en que no necesitara hacer mas viajes, porque la mente perfeccionada, evolucionada ya cumplió con todo aquello a lo que vino.

 

Quiero que cada uno de vosotros seáis un templo de carne y que en ese Templo vuestra Alma brillante, tenga los resplandores que todo Hijo de Dios debe tener. Ya vez Mi pueblo, todo esta simbolizado en tu vida, todo lo que fueron ellos esta en ti. En ti esta Pedro, porque a veces te sientes fuerte, tu lo representas eres a su semejanza y sin embargo duermes porque eres débil. En ti esta Juan, tu lo representas, tu lo manifiestas, te haces semejante a él, eres semejante a él, cuando diciendo que amas por un momento se turba tu corazón  y duermes. Tu eres también el único a semejanza de Santiago, cuando dices que estas en la Cátedra del Saber y no sabes corregirte a ti mismo, duermes. Y en ti también esta el “Apóstol Amado” (el que me señalara solamente) cuando a cada momento traicionas al amor con tu desamor, el anticristo, esta en ti cuando haces obra amarga para tus semejantes, el desamor trae el egoísmo y el egoísmo trae el infierno en la conciencia. Escucha otra vez Mi pueblo: El desamor trae el egoísmo y el egoísmo puede traer hasta los crímenes y esto, el infierno en la conciencia. ¿ No el egoísta quiere todo para si, para enriquecerse a si mismo? ¿No busca todo para si? el egoísta es anticristo porque no puede conocer las dulzuras del Amor, porque este egoísmo es hijo del desamor. Así como del Amor proceden todas las dulzuras y del desamor proceden todas las amarguras.

 

Van negando al Cristo y   negando van a Dios, el desamor es el engendro negro que llevas en ti, arráncalo de raíz, hijo de Dios y piensa que tu esencia: “Es Divina” Yo quiero, vuelvo a repetirte, que tu seas como la Luz, como la fuente de agua cristalina o como la sal o el sabor de la vida, que todo lo que tu tocaras sea bendito, como bendito seas tu también, puesto que bendito es tu origen. Quiero que seas caritativo, tanto del Alma como del cuerpo, benéfico y quiero que seas manso y humilde de corazón.

 

Si las aves Me escucharan como tu Me escuchas, las aves Me darían sus trinos. Mas tu como avecita vienes a Mi, deja que tu corazón, deja que tu interno dé su trino con un hosanna, pero un hosanna en obra.

 

Sé como las aves, que elevando su piquito al Señor hacen su plegaria con sus trinos y son trinos en verdad de amor. Sé tu como esos pequeños animalitos que tienden sus alas desplegándolas en un vuelo ligero, remontándose a las alturas considerables, en que tu cuerpo demasiado denso, demasiado pesado, no puede en verdad elevarse. Mas tu tienes un cuerpo que es representante de tu cuerpo material y ese es tu cuerpo Almico, que aunque no tiene alas como tienen las aves, pero si con el solo impulso de él mismo, tan solo con tu pensamiento puedes elevarte, ya no a las regiones considerables a través de su vuelo, no; sino que puedes elevarte a las regiones Siderales que existen en el espacio, en donde tu alma se eleva, en donde tu espíritu se unifica siendo uno con el Padre. Quiero verte, Quiero sentirte mío ya. No quiero que seas tu el representante del anticristo. Tu Biblia dice que vendrá un anticristo y aun no te has dado cuenta que tu eres el representante de él, tu le esperas y le buscas por distintos lugares y que le represente en verdad algún Ser; mas no te has dado cuenta que eres tu quien le representa.

 

Quiero verte como las aves que tienden su vuelo, y que apenas tu vista puede distinguirlas en las alturas en que tu le llamas cielo, quiero que traspases tu esas alturas porque puedes remontarte si es tu voluntad a las regiones siderales, Quiero que seas como las aves  elevando y cantando son sus trinos, Quiero que tus oraciones que nacen del corazón, sean una plegaria de Amor, sean un hosanna al Señor y sean una bendición para tus hermanos y semejantes.  

 

Los que han comprendido que lleven esto, este tesoro. Los que no han comprendido, que sigan escuchando Cátedras como eternos oyentes, como arboles sin fruto, como noche de sombras, como hombres que duermen, como fuentes vacías; que sigan escuchando Cátedras, pues si el árbol no da fruto, hay que seguirle cuidando, cultivando y regando, pues Mi Padre puede tocar el árbol un día y aquel árbol puede dar fruto aunque éste no lo hubiera dado. 

 

Te He entregado en esta noche, una Cátedra que es toda recordación y memoria. 

 

Aprende – vuelvo a repetirte – a elevarte por la escala y aprende a perfeccionarte para que brillen tus vestiduras Espirituales que son solamente tus propios pensamientos y brillen en el espacio con Luz Eterna.

 

Edad Acuaria, alúmbrate con la Luz haciendo justicia, dando a Dios lo Divino; al hombre lo humano; al inquisidor el martirio; a Dios la Bondad. ¿Sabes entonces que solo de esta manera la humanidad puede detenerse mas en sus equivocaciones? La humanidad, te lo repito no dejara de cometer errores por miedo, no es el temor el que la ata; la convicción de lo sublime de lo grande, que Mi Padre Dios no tiene nada que ver con los pecados de los hombres.

 

El Amor es servicio, Mi pueblo. Esta claro que debes llegar a lo que tu llamas Gloria y si algunos necesitan edades planetarias, tu no necesitas edades planetarias para ir gozando de la dicha del alma, de la dicha del Ser. Si fuiste pecador, que importa, nadie puede despreciarte, porque Yo no te desprecio, a los criminales tampoco se les desecha. Si toda la humanidad en estos momentos escuchara Mi palabra Espiritual, la voz de este aparato humano fuera manejada en potencia y abarcara todos los ángulos de la Tierra, Yo hablaría a la humanidad entera y le diría:

 

“Venid a Mi criminales, que Mi Padre Me ha enviado por vosotros desde el Reino de la Paz. Venida a Mi mujeres pecadoras, hombres pecadores, porque no hay ni uno de vosotros que se quede sin su sitio en el Reino del Amor. Llamaría a todos, haría sonante Mi palabra en la faz de la Tierra y ninguno quedaría desechado y las prisiones se abrirían, los prisioneros escucharían Mi palabra, Yo tocaría su conciencia y ellos buscarían a Dios. Por que los prisioneros también oran, también sufren, se arrepienten y sienten”.

 

Y en aquellos lugares lejanos donde les imponen el castigo tenaz, lejos de la familia, para castigar al prisionero, iría Mi Luz a buscarlos. En los hospitales iría Mi Luz a buscarles, como va, pero en “palabra”  para que escuchando la humanidad entera esta Enseñanza de “Amaos los unos a los otros” por el amor con que Yo os he Enseñado a amar; la humanidad entera con una sacudida brillante y potente del Alma, aclamase a Dios y se convirtiera en el nombre de su Amor y su Poder. 

 

Mi Luz redentora os busca por dondequiera que os vayáis ya os he dicho que si caéis muchas veces hasta los bajos fondos, mi Luz os levantara sin que esta se manche y Yo no Me avergonzare de vosotros; oh hijos del Altísimo.

 

Os dejo que vayáis pasando por la pequeñas doctrinas en que los hombres acomodan a su modo los mandamientos, que ellos han reformado, en que los hombres acumulan a su modo los credos y las gracias, porque a cada uno concede y a otros niegan. Todo eso, solo tiene un tiempo para existir. Mientras los sembradores de la semilla amarga sean con la mente y de la mente “fruto verde”.

 

Cuando la Mente madure a superiores alcances de unificación Universal, cuando la mente del hombre comprenda esta doctrina, la doctrina del mas Elevado Pensamiento, la doctrina del Alma, la doctrina del corazón. Cuando los hombres comprendan la doctrina mundial de Jesús Cristo, no se dedicaran a las pequeñas doctrinas reformadas y formadas por los hombres. 

 

Doctrinas que han empequeñecido, porque ya no son de Espíritu, son de hombres. Pero te dejo un tiempo pueblo Mío, te dejo un tiempo para que en ese tiempo tu razones y escucha en el Gran Amor, Yo a nadie desprecio, oye bien:

 

Cuando un  hombre sea sacerdote del credo que sea, sea anciano, joven, niño, del credo no importa, cuando se espiritualiza, cuando se eleva,  cuando se siente en unificación con Mi Padre, Yo le envío pensamientos de Amor, entra en comunión conmigo. 

 

Cuando los sacerdotes Católicos, en los que tu encuentras flor ilegio de palabras, cuando se entregan y se espiritualizan, Yo los Ilumino, porque Yo a nadie desprecio, Iluminando Estoy a todo el Mundo, porque el Amor busca la igualdad.

 

Cuando un juez en la tierra hace justicia ¿No recibe acaso la Luz? Cuando no lo hace ¿No recibe acaso el toque de la conciencia? ¿Por qué?  Porque la Luz quiere brillar en él. El recibe aquella Luz momentáneamente, la lanza de nuevo al espacio, se niega a obedecer la Luz, pero la Luz ya tocó su conciencia y le ha inquietado aunque el hombre no ha obedecido la Luz.  

 

En tus obras también hay culpa pueblo, por ese desamor. Del desamor viene todo lo que es duro, doloroso, amargo, todo lo que atormenta. 

 

Ocupa tu vida en el Amor y deja el desamor que es un laberinto de angustia que difícilmente tiene salida, Levanta tu pensamiento a las cosas superiores, si tu no quieres llevar la mancha en los labios de quien habla mal de sus semejantes,

 

Así pues, tu que vives bajo dos impulsos y que casi siempre traicionas al Impulso Divino por el humano ¿Por qué te extrañan estas cosas de la humanidad? ¿Por qué siempre culpando estas en tu corazón a Judas y te disculpas tú? Si lo que él hizo fue grande, dime entonces lo que haces tú en tus obras que niegan a la Esencia Divina, que es también negación al Cristo, en tus obras también hay culpa pueblo, por ese desamor.

 

Las potencias Celestes, cuando venimos a la tierra con el poder con que curamos enfermedades, con ese mismo poder nos aparecemos en un lugar distante a donde esta nuestro cuerpo, o nos desaparecemos de nuestros enemigos o amigos. Por que de la misma manera con que se cura, se manejan las fuerzas y las Luz, para cubrirse con ellas cuando place al potente Espíritu.

 

¿Por qué si curé, no quise hacerme desaparecer? Porque así enseñaba delante de los enemigos, Quise que se cumpliera la Ley.

 

No Mi pueblo, Mi voluntad fue de que se cumpliera a lo que Yo venia, para lo que Yo había nacido, Mi gran destino espiritual.

 

Era la voluntad, la que bien podría haber obrado de acuerdo con el caso en que era en esos momentos necesario.

 

Entonces puedes tu sentir a Judas como Yo puedo sentirlo ¿Acaso como un contrario? Así estaba dedicado su corazón, para tal cosa servia, la Ley sabia, lo utilizo sin equivocarse, para eso servia.

 

Vuelvo a repetirte, la Ley se sirve de cada hombre de acuerdo con lo que cada hombre puede hacer.

 

Es necesario que después de pensar en la tragedia y empezar a aprender a meditar, para que al meditar alcancéis el profundo conocimiento  del glorioso momento que sucediera en el instante en que se desprendiera el Cristo de su forma, para empezar la tarea de la humanidad. Porque no había terminado todavía. Ahí empezaba el Cristo a una nueva tarea, a la Iluminación de la Mente.

 

No era necesario el sacrificio del Mesías para que la humanidad se redimiera, no era necesario que se regara la tierra con su sangre para que el hombre creyera. No era necesario que se sacrificara a un inocente, para que la humanidad se trasformara, por que en su mirada dulce, adivinando la profundidad de su mirada, el abismo de sabiduría encerraba. Mas hubo una que se convenció tan solo con su mirada dulce y suave, se perdió en ese abismo, se confundió con esa Luz y me siguió por el camino, porque solo con la mirada de Jesús fue necesario para su convencimiento. Solo su mirada fue capaz para indicarle el camino a seguir, el camino del alumbramiento Espiritual, el camino de la expansión Mental.

 

Espíritu glorioso y luminoso, que descendió hasta la materia para poder enseñar a los hombres de aquel tiempo. Y hoy desciendo en pensamiento, por el entendimiento humano para enseñar a los hombres el camino de la verdad. Porque se han olvidado de aquel misterio Santo del Amor, porque lo han  aprendido a meditar, pero en cambio Mi Ser se Glorifico.

 

Pensamiento Mío, pensamiento Luminoso, pensamiento Glorioso piérdete y fúndete en el pensamiento humano, así como te perdiste en el entendimiento de aquellos varones que te siguieron, para conocerte y para revelarles a los mismos hijos de Mi Amor, todo lo que era Mi Voluntad y lo que era la Tuya, Padre Infinito.  

 

Yo quiero que gocéis de esta grandeza, que un día sepáis reflejar por vosotros mismos, Yo os invito al ascenso Espiritual, Yo os invito a que transitéis por el camino  pero siempre, siempre preparados al progreso, al progreso Espiritual. 

 

Déjate ya humanidad de aquella lección que te dieron y que aprendiste,  humanidad Cristina, a aborrecer a un hombre que fuera Mi Apóstol, a dejar de amar a aquel hombre que Yo hubiera escogido y que Yo escogí por Amor. Has aprendido a guardar cierto rencor Mi pueblo, cierto desamor, a un hombre, un Apóstol, un amado Mío, a Judas. No sabes en verdad el Estado de Conciencia que guarda Mi amado, mas no sabes en verdad hasta que punto ha logrado llegar su elevación Espiritual, porque no sabes en verdad o porque no quieres entender y ya te lo He repetido muchas veces: “Judas fue usado por la Ley, fue tan solo un vehículo” mas en realidad, nunca fue, ni ha sido como tu dices, un traidor. 

 

He venido a ti pueblo Mío, trayendo nuevo mensaje, nueva revelación, en este mensaje sacudirás el polvo de los tiempos idos y olvidaras la mentira del ayer que cubierta con sombras te engañaba. 

 

Recuerda pueblo Mío, que en algunas de las pocas verdades que tienen las Escrituras, dice: EN ALGUNAS OCACIONES, TAMBIÉN HABIAN IDO A BUSCARME  Y ME TRANSFORMABA EN LUZ Y ELLOS ENTONCES CAIAN POR TIERRA PREGUNTANDO DE NUEVO ¿QUIÉN ES JESUS? EME AQUÍ Y SIN EMBARGO, NO LLEVABAN AL HOMBRE, PORQUE LA LUZ DEL MAESTRO QUE ESTABA DENTRO DEL HOMBRE BRILLABA, BRILLABA COMO BRILLAN POTENCIAS CELESTES QUE VIENEN A LA TIERRA, BRILLABA LA LUZ DEL MAESTRO. Pero no olvidéis pueblo Mío que Yo te Dije también en las pocas verdades que tienen tus Escrituras: YO NO HAGO MI VOLUNTAD, HAGO LA VOLUNTAD DE MI PADRE. MI GRAN DESTINO, MI DESTINO MARAVILLOSO, MI MAGNIFICO DESTINO QUE YO ACEPTABA CON TODO MI AMOR, MI POTENTE DESTINO, MI DESTINO CELESTE, MI DESTINO ESPIRITUAL.  

 

He Sido contigo y Te He entregado de la verdades, Te He Enseñado el camino y Te Digo, Bendito Seas, Yo Te Bendigo, Mi Amor sea contigo, Mi Luz, Mi Sabiduría, Mi Paz, la Armonía que reina en los Cielos; como tu le llamas a esa bóveda Celeste que circunda tu planeta y que Yo le llamo, “Altura Sideral”, “Mansiones Celestes”. 

 

Te dejo en profunda meditación pueblo Mío, Te dejo para que tu sientas en el ir y el devenir, del torbellino de tus bajas pasiones, que tu Yo Superior, que tu Yo Espiritual trata de sobreponerse a tu Yo inferior, a tu Yo que bien puede llevar el nombre de “Yo Terrenal”.

 

Medita y en tu meditación recuérdate de aquella hermosa frase que dijese Jesús: “PERDÓNALOS SEÑOR, NO SABEN LO QUE HACEN”.

 

Te bendigo desde tu cráneo hasta la planta de tus pies, entregándote todo lo Mío y llevándome tus penas.

 

Bendito seas pueblo de Jesús, Mi Paz y Mi Amor sea contigo.

 

Yo te acaricio y Te unjo con Mi Padre Celestial que es tu Padre, Yo te Doy la Salud y Te digo: HOSANNA A TI HIJO DEL ALTISIMO, HOSANNA A TI PEQUEÑO GRUPO CAUSA DE MI IRRADIACCION, RECOJO TUS LAGRIMAS Y LAS UNIFICO PARA QUE ASI CONVERTIDAS LAS LAGRIMAS EN UNA, PUEDA REMONTARLAS AL PADRE Y ASI CONVERTIDAS TUS LAGRIMAS EN UNA SERA UN BRILLANTE QUE ATRAVIESE LOS PLANOS Y MAS PLANOS HASTA LLEGAR AL PADRE, MIRA OH PADRE AMANTISIMO A  TUS HIJOS QUE DERRAMANDO LAGRIMAS TE DICEN:

 

Hosanna a TI Señor, hosanna a tu hijo unigénito, que en tu nombre viene a entregarnos de las verdades inmutables, que en tu nombre viene a redimirnos y a entregarnos de la salud, de la Armonía, de la Sabiduría, Hosanna a ti. 

 

Yo Te bendigo a ti pueblo Mío y te entrego de Mis dones Espirituales, para que tu entregues mas adelante, para que a tu paso vayas entregando de la sabiduría, la armonía, la paz, la comprensión y Mi Todo a la vez.  

 

¿Y que es lo que tu Me entregas pueblo Mío? 

 

Me entregas tus lagrimas, que Yo convierto en un diamante de elevado valor, Me entregas tus lagrimas y Yo las recojo y las hago presente a Mi Padre Celestial.  

 

Mi Paz y Mi Amor Os Doy, que la realización de: “Amaos los unos a los otros” sea entre vosotros. Adiós Mis amados, quedad en Paz, id con Dios. 

 

Con el Amor en tu corazón es imposible que te equivoques. Por el camino recto llegaras a ser la realización del Amor del Padre entre sus hijos, o sea, Ama a tu prójimo como a ti mismo. 

 

Id con Dios, id con Dios Mi pueblo y orad, orad porque necesitáis mucho de la oración, tanto para tus hermanos (la humanidad)  como para ti mismo. 

 

Adiós Mi pueblo – te lo vuelvo a repetir – Id con Dios. 

 

 

 

 

Tu Maestro

“Jesús”